Inmunología

La vida es una travesía relacionada con la salud y en Sanofi esperamos marcar una diferencia en las vidas de las personas afectadas por trastornos inmunitarios mediante el desarrollo de tratamientos innovadores. Los trastornos inmunitarios son enfermedades o afecciones provocadas por una disfunción del sistema inmunológico e incluyen alergias, asma, y enfermedades autoinmunes.

 

Con el objeto de acompañarlos durante el viaje, estamos dedicados a brindar nuevas opciones a pacientes con necesidades insatisfechas. En colaboración con Regeneron Pharmaceuticals, nuestros tratamientos actuales para la dermatitis atópica y la artritis reumatoidea están aprobados en Estados Unidos, Canadá y Europa y estamos buscando la autorización de muchos otros países del mundo.

 

La investigación actual realizada por Sanofi Genzyme, nuestra unidad de negocios de atención de especialidades a nivel mundial, incluye tratamientos en investigación para asma, pólipos nasales, y esofagitis eosinofílica, cada una de las cuales representa un área con necesidades significativas incluidas las de los mercados emergentes (1).

 

Dermatitis atópica moderada a grave

 

La dermatitis atópica (DA), una forma de eczema es una enfermedad inflamatoria crónica con síntomas que con frecuencia se presentan como un exantema cutáneo. La dermatitis atópica moderada a grave está caracterizada por exantemas que con frecuencia cubren la mayor parte del cuerpo, y que pueden incluir picazón intensa y persistente y sequedad, enrojecimiento, costras y exudados de la piel.  La picazón es uno de los síntomas más molestos para el paciente y puede ser debilitante. Además, los pacientes con dermatitis atópica moderada a grave soportan una significativa carga de la enfermedad, incluidas lesiones cutáneas, prurito intenso, y un impacto en la calidad de vida, como por ejemplo, en el sueño y síntomas de ansiedad y depresión.

 

Artritis reumatoidea

 

La artritis reumatoidea – comúnmente conocida como AR – es una enfermedad autoinmune crónica y debilitante que afecta principalmente a las articulaciones, los tejidos conectivos, los músculos, los tendones y el tejido fibroso, provocando dolor, deformidades y discapacidad.  Hay más de 150 enfermedades reumáticas, y la AR es una de las más comunes.

Aunque la AR se considera típicamente una enfermedad articular, los efectos pueden afectar mucho más que las articulaciones. Vivir con AR puede interferir con las actividades diarias, y las tareas sencillas pueden volverse complicadas o requerir una mayor cantidad de tiempo. Los síntomas de la AR también pueden provocar estrés o ansiedad.

 

1. Mercados emergentes: países del mundo incluidos Estados Unidos, Canadá, Europa Oriental (Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, España, Grecia, Chipre, Malta, Bélgica, Luxemburgo, Portugal, Países Bajos, Austria, Suiza, Suecia, Irlanda, Finlandia, Noruega, Islandia, Dinamarca), Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.