¿Cómo se produce una vacuna?

La producción de vacunas es un proceso complejo. Se necesitan entre 6 y 36 meses para producir, envasar y entregar vacunas de alta calidad a quienes las necesitan. Incluye la comprobación de cada lote de vacunas en cada paso de su recorrido, y la repetición del control de calidad de los lotes por parte de diferentes autoridades de todo el mundo.

70%
del tiempo de producción se dedica a las pruebas de calidad.
2,5 millones
de dosis producidas cada día.
1er
proveedor de vacunas contra la poliomielitis en el mundo.2
1er
productor de vacunas contra la gripe estacional en el mundo.1
500 millones
de personas inmunizadas cada año por las vacunas de Sanofi Pasteur
6-36 meses
La producción de una vacuna puede durar entre 6 y 36 meses

La producción de vacunas es un proceso biológico que requiere un alto nivel de conocimientos. Tenemos que adaptar continuamente el proceso de producción para satisfacer la evolución de la demanda regulatoria, que varía de un país a otro.

Además, el proceso de producción está sometido a una presión aún mayor a medida que crece la demanda de determinadas vacunas, como las vacunas pediátricas combinadas, y a medida que aumenta la demanda de la comunidad de salud pública mundial para investigar las amenazas nuevas y emergentes.

 

Viaje de la vacuna

La investigación de vacunas es larga, compleja y costosa. Su ciclo de desarrollo y producción son específicos.

Las vacunas tienen que cumplir con el más alto nivel de seguridad. Antes de ser aprobadas por las autoridades sanitarias, nuestras vacunas se someten a pruebas exhaustivas para garantizar su eficacia y seguridad. Una vez en uso, también se controla continuamente su seguridad a través de nuestro sistema de farmacovigilancia.

Sanofi Pasteur desarrolla, produce y distribuye vacunas que respetan los requisitos reglamentarios y los valores de nuestra empresa. Nos comprometemos a que las vacunas más seguras y eficaces estén disponibles en todo el mundo.
 
La máxima prioridad de Sanofi Pasteur es proporcionar vacunas para proteger la salud de las personas y hacemos todo lo posible para resolver rápidamente cualquier problema de suministro que nos retrase en el cumplimiento de esta prioridad. Creemos en un mundo en el que nadie sufra o muera a causa de una enfermedad prevenible por vacunación. Para lograr ese objetivo, hemos puesto en marcha un programa de inversión continua en la creación de capacidades de producción internas.