Meningitis por meningococo

La enfermedad meningocócica, que incluye la meningitis meningocócica y la sepsis meninogocócica, se define como cualquier infección causada por la bacteria Neisseria meningitidis o meningococo.

Se han identificado 12 serogrupos de esta bacteria, seis de los cuales (A, B, C, W, X e Y) pueden producir epidemias.1

 

La meningitis meningocócica es poco frecuente pero es considerada una enfermedad muy grave por su rápida evolución.2

 

Puede causar la muerte de una persona joven y sana dentro de las 24 hs de la aparición de los primeros síntomas.3 Los adolescentes tienen un riesgo aumentado de contraer la enfermedad y de sufrir sus devastadoras consecuencias.4

 

Transmisión

La bacteria Neisseria meningitidis se transmite de persona a persona a través de gotas de las secreciones respiratorias. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado con una persona infectada.34 Por ejemplo, a partir de besos, estornudos, tos, vajilla o cubiertos compartidos, entre otros.

 

Con el aumento de los viajes aéreos y la globalización, las reuniones masivas, si bien varían en tamaño, naturaleza y propósito, presentan diversos retos de salud pública. Los riesgos para la salud se incrementan como resultado de la concentración de personas en eventos masivos.5

 

Los adolescentes y adultos jóvenes son los portadores más frecuentes del meningococo y pueden transmitirlo a los niños pequeños, el grupo más vulnerable de contraer la enfermedad.6

 

La transmisión de Neisseria meningitidis puede verse facilitada por el hacinamiento de los hogares y los grandes desplazamientos regionales de población con motivo de peregrinaciones y mercados tradicionales.6

 

Importancia de la enfermedad meningocócica a nivel mundial:

El África subsahariana es el continente que ha sido más castigado con estas enormes epidemias de meningitis meningocócica durante más de un siglo. Es por esta razón, que comenzó a ser denominada "cinturón de la meningitis". Éste está abarcado por 26 países que son: Benin, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Chad, Costa de Marfil, Eritrea, Etiopía, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Kenia, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Ruanda, Senegal, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo y Uganda.6

 

Asia ha sido foco de muchas epidemias durante los últimos 30 años. Países como China, Vietnam, Mongolia, Yemen y Arabia Saudita se vieron afectados gravemente por la enfermedad meningocócica.6

Síntomas

El periodo de incubación medio es de 4 días, pero puede oscilar entre 2 y 10 días. La enfermedad meningocócica puede ser difícil de reconocer, especialmente en la primera etapa, porque en particular los síntomas de meningitis son similares a los de las infecciones virales más comunes.

 

Los síntomas más frecuentes de la meningitis meningocócica son rigidez de nuca, fiebre elevada, fotosensibilidad (sensibilidad  a la luz), confusión, cefalea (dolor de cabeza intenso y persistente) y vómitos. Incluso cuando es diagnosticada de forma temprana y se recibe un tratamiento adecuado, del 5 al 10% de los pacientes fallece, generalmente en las primeras 24 a 48 horas tras la aparición de los síntomas. Es una enfermedad que puede producir secuelas neurológicas, sordera o discapacidad de aprendizaje en un 10 a 20% en aquellos que sobreviven. Una forma menos frecuente pero aún más grave de enfermedad meningocócica es la septicemia meningocócica, que se caracteriza por una erupción cutánea hemorrágica y colapso circulatorio rápido.1

 

La enfermedad meningocócica, en cualquiera de sus formas, puede ser mortal y debe considerarse siempre como una urgencia médica.1

 

Prevención

La vacunación sin ninguna duda es la medida preventiva más eficaz para luchar contra esta enfermedad que puede ser devastadora y mortal en menos de 24 horas.

 

Los adolescentes y los adultos jóvenes son considerados como un grupo etario de alto riesgo de contraer enfermedad meningocócica. La prevención es crítica ya que la enfermedad meningocócica puede confundirse con la gripe u otras infecciones virales y generar consecuencias fatales.7

 

El Comité Consultivo sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) de los CDC recomienda la vacunación de rutina de adolescentes jóvenes y  la vacunación antes de la entrada a la escuela secundaria como una estrategia eficaz para reducir la incidencia de la enfermedad meningocócica entre adolescentes y adultos jóvenes.

 

 Estrategia de vacunación en Argentina:

 

Población Acciones Lactantes de 3 meses de edad:

  • Administrar 3 dosis de vacuna
  • Vía de administración: intramuscular Esquema: 2 + 1
  • Esquema básico: 3 y 5 meses. - Intervalo mínimo entre dosis: 8 semanas.
  • Edad min de administración: 6 semanas Refuerzo: 15 meses de edad.

 

Población Adolescentes (11 años) Administrar una única dosis.

  • Vía de administración: intramuscular
  • Esquema: dosis única a los 11 años
Estrategia de vacunación en Argentina

 

POBLACIÓN

ACCIONES

 

 

 

 

 

Lactantes de 3 meses de edad

 

Administrar 3 dosis de vacuna

 

Vía de administración: intramuscular

Esquema: 2 + 1

Esquema básico: 3 y 5 meses.

  • Intervalo mínimo entre dosis: 8 semanas
  • Edad mínima de administración: 6 semanas

Refuerzo: 15 meses de edad.

 

 

 

Adolescentes (11 años)

 

Administrar una única dosis

 

Vía de administración: intramuscular

Esquema: dosis única a los 11 años

 



[1] http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/meningococcal-meningitis

[2] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs141/es/

[3] World Health Organization (WHO). Meningococcal Meningitis.http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs141/en/

[4] http://www.voicesofmeningitis.org/meningitis-booster-vaccination.html

[5] http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/77945/680120496_spa.pdf;jsessionid=B446B595C0B5BACEEFBFDCE3ABB6FECD?sequence=1

[7] http://www.nmaus.org/disease-prevention-information/five-facts-about-meningococcal-disease-and-prevention/